Software Para Videoconferencia –
Requisitos De Seguridad A Considerar

Cuando usted piensa en un software para videoconferencia uno de los primeros conceptos asociados es el de la seguridad. Seguramente se formulará preguntas de este tipo:
  • Deberé instalar algún software en mi pc con el riesgo de que incluya algún código malicioso?
  • Los invitados a mis video conferencias también tendrán que descargar un programa instalador y tener problemas con sus antivirus o corta fuegos?
  • Si tengo una reunión privada con temas sensibles lo que escribamos en el chat de texto podría ser utilizado por la empresa proveedora o los datos viajan encriptados por Internet?
  • Y lo que hablamos? Cuáles son los requisitos de seguridad y privacidad que cumple el software? Podríamos ser escuchados, alguien podría tener acceso a nuestras conversaciones?
  • Y que hay del video, o de las presentaciones powerpoint , o de los archivos que podamos compartir?

Todas estas preguntas razones deben tener una satisfactoria respuesta por parte de un buen fabricante de un excelente software para videoconferencia. Analicemos algunos requisitos mínimos que debería cumplir.

a>



1. Programa de instalación – Acceso a la videoconferencia
Para evitar todo tipo de riesgos y contratiempos para acceder a una video conferencia lo ideal es que el acceso sea vía web, es decir que tanto los moderadores como los invitados no deban instalar programa alguno en sus PCs.
Para el caso en que la videoconferencia requiera su instalación, el proveedor debe asegurar que dicho programa está libre de virus o códigos maliciosos. Sería una excelente muestra de confianza que incluya un sello de verificación de alguna empresa reconocida.


2. Chat de Texto
Los datos escritos deben viajar encriptados, es decir en base a un algoritmo deben ser transformados por el programa en datos imposible de ser leídos o descifrados por algún robot que circule en la web.
La compañía debería incluir en sus políticas de privacidad una declaración expresa de que los datos escritos no son almacenados en sus servidores.
En la reunión en vivo el o los moderadores deben ser los únicos que tengan autorización para usar funciones de grabación del chat de texto, así como funciones de bloqueo o habilitación de este modo de trabajo.


3. Voz y video
También en estos casos la voz debería encriptarse en un algoritmo que por lo tenga un sistema de seguridad de por lo menos 128 bits, y lo mismo para el video.
Su proveedor debería claramente expresar en sus políticas de privacidad o en los términos de uso del programa cuales son los requisitos de seguridad y privacidad que ofrece.


Para el caso que ello no se exprese claramente, si en su caso la privacidad y seguridad es importante, sería bueno previamente a contratar solicitar al Departamento de Soporte Técnico una información expresa.


Otros aspectos a considerar
Otros detalles serían por ejemplo los siguientes; que el software permita la creación de claves de acceso como Moderadores en forma restringida al dueño de la sala; que sea posible configurar un acceso restringido a las reuniones o si se desea un acceso libre; que en las reuniones los Moderadores tengan un completo control sobre los asistentes, pudiendo por ejemplo bloquearlos, expulsarlos e inclusive bloquearles sus direcciones IP para que no puedan reingresar.

Quizás su empresa tenga requisitos de seguridad específicos, en ese caso le sugerimos ponerse en contacto con un representante responsable del proveedor y solicitar una entrevista personal o un contacto escrito para obtener la información necesaria.


¿Le gustaría conocer un software para videoconferencia que cumpla estos requisitos?
Muy fácil. Póngase en contacto con quien le recomendó nuestras salas de ReunidosOnLine provistas por GVOconference para recibir más información. Si usted ha llegado a esta página vía web, haga clic aquí para solicitar el asesoramiento que necesite.

a>

Categorizado como: Software para VideoconferenciaVideoconferencia EmpresasVideoconferencia Windows

Te gustó este artículo? Sucríbete a mi RSS feed y obtén muchos más!